REVOLUCIÓN CULTURAL

"En el mundo actual, toda cultura, toda literatura y arte pertenecen a una clase determinada y están subordinados a una línea política determinada. No existe en realidad, arte por el arte, ni arte que esté por encima de las clases, ni arte que se desarrolle paralelo a la política o sea independiente de ella. La literatura y el arte proletarios son parte de la causa de la revolución proletaria en su conjunto; son, como decía Lenin, engranajes y tornillos del mecanismo general de la revolución." - Mao Tse-tung

lunes, 10 de junio de 2013

Nueva Organización Pro-Partido en los Estados Unidos Part 2



LA NATURALEZA DE LA ACTUAL SOCIEDAD EN LOS EE.UU.


1.       Los Estados Unidos es uno de los países más grandes del mundo, después de Rusia, Canadá y China, con una superficie total de 3.794.000 millas cuadradas. Los EE.UU. continental se encuentra en América del Norte, delimitado por el Océano Atlántico, el Golfo de México y el Océano Pacífico. Tiene las grandes Montañas Rocosas en el oeste, una gran llanura central, y las colinas y los pequeños Montes Apalaches en el este. El clima de EE.UU. continental, es diverso debido a su gran tamaño y la variedad de accidentes geográficos. Es árido en el suroeste, alpino en las Montañas Rocosas, semiárido en el llano central, subtropical húmedo en el sureste, y continental húmedo en el noreste. A través de esta enorme extensión de tierras robadas a las Primeras Naciones y al pueblo chicano / mexicano, existen las mayores reservas de carbón del mundo, así como la madera, el gas natural, petróleo, agua, y diversos depósitos minerales, incluyendo cobre, plomo, molibdeno, fosfatos, uranio, bauxita, oro, hierro, mercurio, níquel, potasio, plata, tungsteno, y zinc. Las fronteras continentales de Estados Unidos en Canadá al norte y México en el suroeste. Aunque separadas por el agua, están próximas al Caribe y América Central en el sureste. EE.UU. integró el territorio anexo de Hawai como su estado número 50 y mantiene la Samoa Americana, Guam, las Islas Marianas del Norte, Puerto Rico y las Islas Vírgenes como posesiones coloniales directas para los militares y otros fines actuales. Se sigue oprimiendo al pueblo de Cuba, una ex semi-colonia de EE.UU., y Filipinas, antigua colonia EE.UU…

2.       La posición geográfica de los EE.UU. tiene sus ventajas y desventajas para la Revolución Socialista. En cuanto a las ventajas, las fronteras y el territorio entero de los EE.UU. continental se formó a través de la crisis colonial de los asentamientos de tierras, que continuará para dar lugar a muchas luchas grandes y pequeñas para reclamar la tierra y los recursos naturales, particularmente mediante las Primeras Naciones y al pueblo chicano / mexicano. Los EE.UU. comparten 2.000 kilómetros de frontera suroeste fuertemente vigilada y militarizada con México, un país donde la gente es oprimida por el imperialismo y tiene una larga historia de participación en las luchas militantes. Por último, la cercanía de los EE.UU. a la región del Caribe y Centroamérica significa que las luchas de los pueblos de esos países coloniales y semi-coloniales pueden extenderse a los propios EE.UU. continental, incluso a través de las respectivas comunidades de nacionalidad oprimidas en los EE.UU. En cuanto a las desventajas, los EE.UU. comparte una frontera de 4.000 kilómetros de norte con Canadá, un socio menor imperialista y colega Estado colonial de asentamientos. Los EE.UU. también se encuentran a una gran distancia de los distintos países imperialistas europeos y el Japón; los países capitalistas de Rusia y China; y las naciones y los pueblos oprimidos de Asia y África. Este relativo aislamiento geográfico de los EE.UU. ha disminuido históricamente los efectos de las guerras inter-imperialistas, las guerras imperialistas y las guerras revolucionarias de la situación interna y pueden desempeñar un papel similar influenciando los desarrollos futuros.
 
3.       Los EE.UU. tienen una población de más de 310 millones, o un 4,5 por ciento del total mundial. Es el tercer país más poblado después de China e India, los cuales tienen cada uno una población aproximadamente cuatro veces más grande. Alrededor del 71,2 por ciento de la población de los EE.UU. viven en ciudades y zonas urbanizadas de 50.000 o más personas. El otro 9.5 por ciento vive en grupos urbanos de al menos 2.500 y menos de 50.000 personas. Las tres áreas urbanas más pobladas son Nueva York-Newark (18,4 millones), Los Angeles-Long Beach-Anaheim (12,2 millones) y Chicago-Gary (8,6 millones). La población está más densamente concentrada al este del río Mississippi, mientras que los EE.UU. occidental está poco poblado fuera de las ciudades y áreas urbanas específicas.

EE.UU. es un país multinacional. Más del 60 por ciento de la población de los EE.UU. es de la nación opresora Euro-americano, formada históricamente a través de la fusión de los pueblos de diferentes ascendencias europeas. Hay muchas nacionalidades oprimidas que han hecho frente a la violencia brutal del estado genocida, incluyendo Afro Americano / New Afrikan, Chicano / Mexicano, Puertorriqueño, chino, filipino, hawaianos, varias de las Primeras Naciones, y de otras nacionalidades. Los territorios nacionales de los pueblos Negro y Chicano / Mexicano, las dos nacionalidades oprimidas más grandes, se encuentran en la región del país conocida como la región del Sunbelt, que se extiende desde el suroeste hacia el sureste. Por otra parte, debido al desarrollo desigual del capitalismo dentro de los EE.UU., también existen concentraciones regionales de la pobreza, con sus propias particularidades, tales como la región de los Apalaches en el este del país. El ochenta por ciento de la población total de los EE.UU. habla principalmente inglés y un doce por ciento habla principalmente español. Los cinco idiomas más ampliamente hablados son el inglés, español, chino, francés, y el tagalo. Al conscientemente rechazar el social-chovinismo y el patriotismo de EE.UU., el proletariado y las masas oprimidas que viven en los EE.UU. heredarán una orgullosa tradición de lucha. Esta tradición incluye a las Primeras Naciones y la resistencia Chicano / Mexicano al colonialismo de EE.UU., cientos de rebeliones de esclavos africanos durante la esclavitud, y las tradiciones revolucionarias que muchas nacionalidades oprimidas en los EE.UU. traen consigo de los países coloniales y semi-coloniales.

4.       La sociedad de clases se impuso en el territorio del actual territorio continental de EE.UU. a través de la colonización europea. La invasión y conquista europea representaron una ruptura en el desarrollo continuo y espontáneo de las Primeras Naciones, resultando en genocidio. Antes de 1492, habían entre 70-100 millones de pueblos de las Primeras Naciones que vivían en las Américas, incluyendo a 10 millones en América del Norte, 30 millones en Mesoamérica, y 50-70 millones en América del Sur, constituyendo cientos de diferentes comunidades. En América del Norte, las Primeras Naciones, entre ellas los inuit, aleutianos, Cree, Chipewyan, Kaska, Chilcotin, Ingalik, Beothuk, y otros en las regiones árticas y subárticas, que suman 100.000 personas, el Tlingit, Haida, Tsimshian, Kwa-Kwa-Ka 'wakw, Nuu-Chah-nulth, Nuxalk, Salish, Yurok, y otros en la región noroeste del Pacífico, sumando 4 millones de personas, sahaptin, Chopunnish, Shoshone, Siksikas, y otros, entre la cordillera de la costa del Pacífico y las llanuras centrales, sumaban 200.000 personas; los Lakota, Cheyenne, Arapaho, Cree, Siksikas, Crow, Kiowa, Shoshone, Mandan, y otros en la región llanura central, que sumaban 1 millón de personas; el Kaniekehake, Oneida, Onondaga, Cayuga, Seneca, Ojibway, Algonkin, Micmac, Wendat, Potowatomi, Tuscarora, y otros en la región que se extiende desde los Grandes Lagos hasta la costa atlántica, que sumaban 2 millones de personas; el Choctaw, Creek, Chikasaw, Cherokee, Natchez, Tonkawa, Atakapa, y otros en el sudeste, que sumaban 3 millones de personas; y el Pueblo, Hopi, Zuni, Hualapai, Mojave, Yuma, Cocopa, pimas, pápagos, Athapascans, y otros en el suroeste, que sumaban 2 millones de personas. Solamente durante el siglo XVI, el genocidio cometido por los colonizadores europeos hizo que la población de las Primeras Naciones de las Américas en su conjunto cayera de 70 a 100 millones a 12 millones. Antes de la conquista, las Primeras Naciones de América del Norte eran a menudo sin clases y matriarcal, con economías basadas en la tierra, que implica actividades de caza, pesca, comercio, y agricultura. En muchas de estas sociedades, las mujeres ocupaban posiciones de poder político y los Twospirit tenían importantes funciones sociales. Por lo tanto, el inicio del  colonialismo de los colonos europeos en América del Norte marcó al mismo tiempo la creación y consolidación de la sociedad de clases, la opresión de la mujer y la opresión de las personas sin género binario.

5.       Inicialmente, la formación social en los EE.UU. fue constituida por la esclavitud integrada en el mercado mundial, por un lado, combinada con el capital comercial y la manufactura caracterizada por relaciones de dominación formal sobre los demás. El crecimiento de la burguesía industrial del Norte apoyada por las primeras oleadas de mano de obra inmigrante proletaria culminó finalmente en una lucha violenta con la aristocracia semifeudal del Sur, que brevemente abrieron la posibilidad de una revolución democrática global y la formación de un pequeño-productor campesino de mercancías libres del pueblo africano anteriormente esclavizado como un mercado para la industria del Norte. Esta revolución fue abortada en sus comienzos por la alianza del capital monopolista incipiente con el resurgimiento de la reacción semi-feudal, lo cual condujo a la perpetuación del trabajo en servidumbre en la agricultura hasta bien entrado el siglo XX. Hoy, los EE.UU. constituyen la facción global hegemónica del capital monopolista imperialista. El proletariado moderno en los EE.UU. fue inicialmente constituido por inmigrantes europeos y asiáticos, así como africanos quienes habían en mayor o menor grado escapado del sistema de plantación. Sin embargo, la excluyente y genocida unidad de mano de obra blanca tiende a expulsar a los no europeos de los principales lugares de producción. Al mismo tiempo, el carácter de los colonos de los EE.UU. inhibe la estabilización definitiva del proletariado euro-americano como una clase hasta las décadas de decadencia del siglo XIX, con la apertura permanente del nuevoespacio vital” a través del exterminio de las Primeras Naciones, contribuyeron a un mercado laboral mucho más favorable para los vendedores de la fuerza de trabajo que se encontraban en la propia Europa. El desarrollo inicial del capital monopolista de los EE.UU. fue fertilizado por un flujo continuo de trabajo proletario fresco tanto del resto del mundo y como de las naciones oprimidas internas. La pequeña burguesía de la nación euro-estadounidense siempre ha tenido una influencia determinante sobre la nación en su conjunto, comenzando por los pequeños productores agrícolas que estaban dispuestos a defender militantemente sus propios intereses económicos contra el Estado, pero cumplía en última instancia, como tropas de choque de genocidio de la supremacía blanca, y que continúan hoy con la inmensa población de los pequeños empresarios, gerentes intermedios y profesionales quienes forman las filas y posiciones del populismo colono de los movimientos de milicias y Patrióticos al Tea Party y la base republicana.

6.       Hay tres contradicciones fundamentales en el mundo de hoy:

(i)                  Entre el imperialismo y las naciones y pueblos oprimidos;
(ii)                Entre la burguesía y el proletariado de los países capitalistas e imperialistas;
(iii)               Entre los países imperialistas rivales.

La contradicción principal en la escala mundial es la contradicción entre el imperialismo y las naciones y pueblos oprimidos, que determina e influye en las demás contradicciones.
Los EE.UU. es el país imperialista más poderoso hoy en día, la única superpotencia. Los EE.UU. dependen cada vez más de su poderío militar para mantener su posición dominante en el mundo. En la última década, los EE.UU. han lanzado guerras de agresión con grandes despliegues de tropas en Afganistán e Irak; emprendido operaciones militares en las Filipinas, Colombia, Haití, Pakistán, Yemen, Libia, Somalia, Siria y otros países; amenazando a Cuba, Corea del Norte, Irán y otros países; y proporciona enorme ayuda militar a los Estados socios menores, como Israel, Egipto, Pakistán, Jordania, Somalia, Colombia, y otros países. Los EE.UU. tiene una presencia militar en aproximadamente 150 países y un imperio global de más de 550 000 instalaciones militares en más de 5.000 sitios nacionales e internacionales. Estos sitios incluyen aproximadamente 1.100 instalaciones militares fuera de los EE.UU. que se extienden por todo el mundo. Los EE.UU. tienen gastos militares de 711 mil millones dólares en 2011, que fue del 41 por ciento del total mundial y la más alta de cualquier país. Hay aproximadamente 1,5 millones de militares en servicio activo y 1,5 millones de personal militar de reserva en el Ejército, la Armada, la Infantería de Marina, la Fuerza Aérea y la Guardia Costera. Los "cinco grandes" contratistas militares, Lockheed Martin, Boeing, General Dynamics, Northrop Grumman y Raytheon, emplean directo a más de 500.000 personas en total.
La supremacía militar de los EE.UU., se refleja en el tamaño enorme y sin precedentes de su aparato represivo del Estado, EE.UU. impone la dominación económica, financiera, política y cultural en medio de la grave crisis del sistema capitalista mundial. Sin esta supremacía militar, los EE.UU. no sería capaz de hacer cumplir su política de hegemonía del dólar en el mundo, que determina la denominación del petróleo y otras materias primas importantes en dólares estadounidenses, y asegura que el dólar de EE.UU. se utiliza para los pagos entre los países y para sus reservas de divisas. Esto permite a los EE.UU. proceder en el camino de ser la potencia imperialista más importantes del mundo y la mayor nación deudora, al mismo tiempo, absorbiendo los ahorros mundiales mediante la continua emisión de bonos del tesoro para inversores dispuestos y permitían a los EE.UU. importar más de lo que exporta.

Al mismo tiempo, la globalización de la producción industrial, significa que la inmensa mayoría de los trabajadores de la industria en el mundo se encuentra ahora en los países semi-coloniales, permitiendo al imperialismo de los EE.UU. extraer cada vez mayores superganancias a través de la superexplotación. Este exceso de acumulación de ganancias a través de la globalización de la producción es la base para el fenómeno de la "financiarización", es decir, el aumento de la inversión de los beneficios en las actividades especulativas en lugar de la nueva producción. En resumen, el imperialismo de EE.UU. explota a las masas en los países semi-coloniales y coloniales a través del intercambio desigual, las inversiones extranjeras directas, inversiones de cartera, la servidumbre por deudas; y defensa de las políticas de liberalización, la privatización y la globalización a través de instituciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Mientras el imperialismo de los EE.UU. explota las naciones y pueblos oprimidos, y sigue siendo la primera potencia, por ahora, también se dedica a la intensificación de la competencia con los demás países capitalistas e imperialistas intentando expandir sus propias esferas de influencia. La implacable tendencia a largo plazo de esta rivalidad, por ejemplo, entre los EE.UU. y los países de Europa occidental o entre los EE.UU. y Japón, es hacia la guerra inter-imperialista. Las contradicciones agudas entre los EE.UU. y Rusia, así como entre los EE.UU. y China, se reflejan por ejemplo en la formación del BRIC en desarrollo, también debe ser entendida en estos términos. La rivalidad inter-imperialista y la guerra amenazan con desatar nuevos horrores en los pueblos del mundo en el siglo XXI, pero también presentará nuevas aperturas y oportunidades que deben ser aprovechadas por el proletariado y sus partidos revolucionarios.
7.       Los EE.UU. hoy en día es un país capitalista-imperialista y una prisión de las nacionalidades formadas a través de los colonos-colonialismo, la esclavitud, el colonialismo y el neocolonialismo. El aparato del estado represivo tiene un componente interno masivo, similar al componente internacional que se ha descrito anteriormente. Este incluye 657.000 policías y oficiales de patrulla de alguacil y 160.000 detectives e investigadores criminales, con 112.000 supervisores directos. Ellos son el personal armado de primera línea para un régimen organizado de encarcelación en masa, con más de 1.800 prisiones federales y estatales, más de 3.000 cárceles y 371.000 agentes judiciales, funcionarios de prisiones y carceleros, con 46.000 supervisores directos

Las características básicas de la economía capitalista de los EE.UU. están determinadas por la contradicción entre, por un lado, los procesos de producción socializados en el ámbito internacional en la forma de las cadenas globales de productos básicos y, por otro lado, la apropiación de la plusvalía por los capitalistas estadounidenses. La globalización de la producción industrial ha coincidido con la expansión masiva de los sectores del interior del país que participan en la circulación, distribución y consumo de los productos básicos, así como la reproducción social general, y la disminución proporcional de los sectores involucrados en la producción de la plusvalía. Esto se entiende popularmente como el predominio de la "economía de servicios". 

El sector productor de bienes (minería, construcción y manufactura) en los EE.UU., excluyendo la agricultura, ahora constituye sólo el 12,4% del empleo total y el sector de la agricultura constituye sólo el 1,5%, mientras que el sector de los servicios de provisión constituye el 78,8%.  Además, el gobierno federal, estatal y local emplea aproximadamente a 22,5 millones de personas, o el 15,7% del empleo total. Este número es mayor que en cualquier otro sector de la industria, tales como los servicios profesionales y empresariales (16,7 millones), cuidado de la salud y asistencia social (16,4 millones), el comercio minorista (14,4 millones), el ocio y hostelería (13,0 millones), y la manufactura (11,5 millones). El así llamado "sector público" entendido como tal por los socialdemócratas y revisionistas, debe, en realidad, ser entendido como un componente del capitalismo burocrático imperialista, que forma parte integrante de la economía capitalista global

 Dentro del sector de los bienes de producción, 11,5 millones de personas están empleadas en la industria manufacturera, 5,5 millones en la construcción, y 0,7 millones en la minería. Las cinco mayores industrias manufactureras de empleo son: equipos de transporte, incluidos los vehículos de motor y sus partes (1,5 millones), la fabricación de alimentos (1,4 millones), productos de metal (1,4 millones), maquinaria (1,1 millones), y las computadoras y productos electrónicos (1,1 millones). Aproximadamente 1,2 millones de personas están empleadas en los oficios de la construcción. Debemos llevar a cabo una mayor investigación social y análisis de clase de los EE.UU., las regiones económicas, sus ciudades y pueblos específicos y las características particulares de estas entidades.
 
8.       Hay tres contradicciones fundamentales de la sociedad de hoy en día EE.UU.:

(i)                  entre la burguesía y el proletariado EE.UU. en los EE.UU.;
(ii)                Entre la burguesía EE.UU. y las nacionalidades oprimidas en los EE.UU.;
(iii)               Entre la nación euroamericana opresora y las nacionalidades oprimidas en los EE.UU.

La contradicción principal, que en la actualidad desempeña el papel principal y decisivo, determinante y que influyen en la existencia y desarrollo de las demás contradicciones, es la contradicción entre la burguesía y el proletariado EE.UU. en los EE.UU. Esta contradicción determina las otras contradicciones entre la burguesía EE.UU. y las nacionalidades oprimidas en los EE.UU., entre la nación euroamericana opresora y las nacionalidades oprimidas en los EE.UU., dentro de la burguesía EE.UU., entre la burguesía EE.UU. y sus rivales capitalistas internacionales, entre la pequeña burguesía y las demás clases, entre hombres y mujeres dentro del proletariado, entre los heterosexuales / cis y personas extrañas dentro del proletariado, y entre los proletarios de diferentes nacionalidades.

Al mismo tiempo, la contradicción principal en la escala mundial entre el imperialismo y las naciones oprimidas y los pueblos determina e influye en el desarrollo de las tres contradicciones fundamentales de la sociedad de los EE.UU.

La posición de los EE.UU. como un país imperialista y la única superpotencia permite apaciguar el estrato superior del proletariado y de otras clases en los EE.UU. con los beneficios materiales, incluso mientras elimina el estrato más bajo del proletariado con su policía, los tribunales y las cárceles. Esta posición determina, además, la composición del proletariado en los EE.UU. a través de, por un lado, la migración forzada de los países coloniales y semi-coloniales y, por otro lado, la globalización de la producción de EE.UU. y el crecimiento del servicio masivo, ventas, sectores y oficinas de la economía de los EE.UU. La existencia de una relativamente grande pequeña burguesía también está profundamente relacionada con el estatuto internacional de los EE.UU. 

En cuanto a la nacionalidad, la burguesía utiliza las nacionalidades oprimidas en los EE.UU. como instrumentos de diversas maneras contra las otras naciones y pueblos oprimidos del mundo, incluso mientras se le somete a las masas entre la dominación despiadada.

Históricamente, el estado de los EE.UU. ha cultivado la identificación de la nación opresora Euro-americano más estrechamente con el imperialismo de EE.UU. y esto sigue siendo la estrategia de un sector de la burguesía EE.UU. Sin embargo, las dislocantes transformaciones económicas y políticas del imperialismo de los EE.UU., los intereses de la burguesía de EE.UU. en la promoción de mano de obra inmigrante y la globalización de la producción, y al mismo tiempo su constante azote del social chovinismo está generando una base de masas del fascismo entre pequeños sectores burgueses y el proletarios lumpen de la nación euroamericana. El fascismo es la forma contemporánea del populismo de derecha, que ha sido un aspecto definitorio de la sociedad colonial de asentamientos de EE.UU. desde su fundación.

Por lo tanto, las tres contradicciones fundamentales de la sociedad de EE.UU. deben entenderse en el contexto de la situación internacional, las tres contradicciones fundamentales en la escala mundial, y la contradicción principal sobre la escala mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario